Catalina Usme: “Me faltó jugar una liga más larga, una que durara todo el año”

Catalina Usme: “Me faltó jugar una liga más larga, una que durara todo el año”

Después de dar lo mejor de su carrera con el América de Cali, durante las siete ediciones de la liga femenina de Colombia, Catalina Usme decidió dar un paso trascendental para buscar nuevos retos después de disputar la Copa Libertadores 2023. La antioqueña deja la liga en la que se convirtió en una de sus mayores referentes con 97 partidos, dos títulos, dos botines de oro y el reconocimiento como la anotadora histórica del certamen con 66 goles.

“Tomaré la mejor decisión para mí y lo que realmente me haga feliz a mí”, precisó Catalina quien hace un llamado a los directivos para que haya la voluntad necesaria para consolidar una liga digna para las mujeres futbolistas de Colombia. La goleadora invita a sus colegas a ponerse metas grandes y es enfática al pedirles que hagan su trabajo con amor. El comienzo de la conversación con EL FUTBOLISTA fue para hablar su experiencia con la selección Colombia en el mundial femenino, en lo que considera “fue un mes y medio mágico” para este grupo que brilló con su entrega y compromiso.

Han pasado ya algunas semanas después del Mundial de Australia y Nueva Zelanda, háblenos un poco de lo que fue esta experiencia en lo personal y cómo lo vivió el grupo…

Yo creo que fue el mes y medio más especial que hemos tenido en la vida, yo creo que ha sido el momento más especial de nuestras de nuestras carreras, no solamente por lo deportivo porque, sin duda para que los resultados se pudieran dar, tenía que haber un montón de cosas de por medio y más en un evento tan importante como el mundial lleno de tantos componentes emocionales para todas. Creo que fue un momento demasiado especial para nosotras. Sabíamos, desde que clasificamos en la Copa América, lo que queríamos a hacer. Sabíamos que queríamos hacer historia… La verdad, este equipo soñaba con la final del mundial y fue algo que al equipo se le metió en la cabeza.

Se trazaron un objetivo muy grande desde el comienzo… ¿Qué hicieron para trabajar en eso?

El equipo lo tuvo muy claro y fue coherente con lo que hizo y como se preparó cada una desde su club. Porque reunirnos todo el tiempo era imposible. Creo que todas fueron muy juiciosas en ese aspecto, en la preparación que cada una pudo hacer de forma individual y en lo mental. Siempre tratamos de recalcar que estuviéramos juntas. El objetivo que teníamos, que era ir por esa final del mundial. Pero aparte de eso se empezaron a generar un montón de cosas por la seguridad de este equipo y por su amor, por su entereza, yo creo que se fueron descubriendo valores muy lindos también en este equipo que, al final, fue lo que marcó la diferencia.

[Best_Wordpress_Gallery id=»56″ gal_title=»Catalina Usme | Revista EF 24″]

Y la afición lo notó y las apoyó…

Al final la gente no solo se quedó con lo deportivo, sino que se quedó con un montón de cosas. Yo creo que para nosotros fue súper importante ver tantos colombianos en Australia, emocionados, viendo un pedacito de su país. Para nosotros fue maravilloso exponernos a un escenario con 75.000 personas en el partido contra Inglaterra. Fue emocionante escuchar como cantaban el himno ¡Fue mágico! Vivimos un mes y medio mágico allá. Regresamos con muchas ganas de volver a competir en esos torneos internacionales y montarnos en el podio. Sabemos que podemos, sabemos que podemos ser potencia. Esto apenas fue el comienzo de lo que este equipo va a dar.

Este fue un mundial especial por las condiciones de igualdad en cuanto a comodidades, premios y otros aspectos que logró la FIFPRO con la FIFA para las futbolistas. ¿Cómo lo tomaron ustedes y cómo vivieron eso?

El tema premios ha sido un tema que ha venido en alza cada año. El crecimiento en esa parte económica ha sido muy acelerado. Me parece supremamente importante que en un mundial la FIFA reparta unos premios para las jugadoras, creo que es la primera vez que eso pasa. Creo que es un lindo reconocimiento también para tantos años de esfuerzo, pero de esfuerzo con amor, no esfuerzo con sacrificio. Fue como la recompensa por todo lo que ha pasado en tantos años.

¿Qué le ha dado el fútbol?

Yo siempre digo que el fútbol me lo ha dado todo, y no hablo solo de la parte económica. El fútbol a mí me ha llevado a conocer el mundo, me ha permitido conocer a mis mejores amigas, me ha echado a suelo, me ha enseñado y me ha vuelto a levantar. Me ha forjado mi carácter. Creo que el fútbol para nosotras ha sido muy especial y creo que este mundial fue una bonita recompensa desde lo económico también. Para para todos estos años y que sea un aliciente más para que sigamos construyendo cosas mejores.

Esto ratifica una vez más que las mujeres futbolistas de Colombia necesitan una liga estable y más larga…

Absolutamente. Yo creo que eso es completamente necesario, lo que a nosotros nos permitió llegar en un buen ritmo competitivo fue la liga, pero porque empató con el mundial. Si hubiese habido un bache entre nuestra liga y el mundial, pues muy seguramente hubiese sido muy difícil para nosotras. Creo que es muy importante que podamos terminar de estructurar esta liga, es muy importante que podamos competir todo el año, creo que es muy importante que sigamos yendo a cada fecha FIFA. Son procesos que no se pueden cortar, que también han sido parte del éxito de esta selección y así podremos seguir siendo materia de exportación, porque definitivamente las futbolistas de este país ya se exportan solas. Creo que ese trabajo está hecho en gran medida. Ya las colombianas tienen cabida en todo el mundo y después de lo que pasó en este mundial ha sido una cosa increíble y mí eso me da mucha felicidad, me alegra ver que pasan cosas tan bonitas con ellas. ¡Linda (Caicedo), hoy nominada al Balón de Oro a los 18 años! Yo creo que eso es un mensaje muy poderoso, muy fuerte para esas niñas que sueñan con ser futbolistas.

¿En lo personal, todavía sueña con ir a jugar afuera?

Sí, definitivamente. Ya es una decisión tomada: yo me voy. No es que no represente nada el hecho de estar acá, pero ya quiero volar. Quiero terminar mi carrera afuera, quiero estar por lo menos cinco años por fuera, en otra liga, en otra cultura, en otro ambiente. Creo que también me lo merezco, creo que también he hecho una bonita carrera acá, he hecho cosas importantes, pero ya quiero irme, quiero cumplir ese sueño que siempre tuve de niña y que se postergó muchos años, por otros sueños que aparecieron en el camino. Creo que es el momento: me siento muy bien deportiva y mentalmente para asumir ese reto donde sea.

¿Ya tiene adelantado algo con otro club o sigue analizando ofertas?

No, hay varias ofertas muy interesantes que no quiero tomar por la emoción, sino con la razón, porque se trata de mi futuro. Así que estamos siendo muy juiciosos con la tarea, así que no tengo afán, yo voy a jugar la Copa Libertadores con el América y en noviembre me voy, pero tomaré la mejor decisión para mí y lo que realmente me haga feliz a mí.

¿Se va satisfecha de lo hecho en la liga de Colombia durante estas siete ediciones?

Absolutamente. Me voy feliz y dichosa y muy tranquila, con la sensación del deber cumplido aquí en Colombia.

Goleadora histórica, dos veces campeona, dos veces botín de oro ¿Le faltó algo?

Creo que me faltó jugar una liga más larga, una que durara todo el año. Y el sueño que tengo ahí a la vuelta de la esquina, que es ganar la Copa Libertadores. Siempre la he querido ganar y se nos ha escapado por poco, pero bueno… Creo que esa es la vida también y eso es lo lindo del deporte.

¿Qué les diría Catalina a los directivos del fútbol colombiano sobre la liga femenina?

¡Que trabajemos! Yo siempre se los he dicho porque siempre he tenido una muy buena relación con ellos. Siempre trato de tener un diálogo muy cercano porque siento que es la mejor forma de influir en las personas. Cuando no hay un voto de confianza y no hay acercamientos es difícil que las cosas se logren. Les diría que trabajemos y que haya voluntad. Yo creo que lo más importante para que esto se termine de consolidar es que de parte de todos haya voluntad. Sin duda alguna, en principio, hay que hacer una inversión, no solamente de la Dimayor, sino también de los clubes. Porque al final los que votan son los clubes. Entonces, simplemente que trabajemos y que apostemos por el futuro del fútbol, que es el fútbol femenino.

¿Cuál es su mensaje para las mujeres futbolistas de Colombia, sobre todo para quienes empiezan en esta profesión?

Que sueñen y que se pongan metas muy grandes. Que hagan las cosas con amor, que sepan que los obstáculos siempre van a aparecer, pero esos obstáculos sirven para fortalecer el carácter. Hay que asumir retos mayores porque el ser humano trabaja a través de esos retos y de las metas. Si vos no te pones metas vas divagando por la vida. Uno, como ser humano, tiene que ponerse metas claras. Aterrizadas, claro, según el contexto en el que cada uno viva.

Las metas deben ayudar a realizarme como ser humano, como persona, para aportarle lo bueno y lo positivo a la sociedad. Le aportamos más a una sociedad siendo felices a través de lo que hacemos, que aburridos y amargados haciendo algo que no nos gusta. Hagan las cosas con amor, lo que se dediquen a hacer, que lo disfruten y que hagan las cosas con mucha pasión. Para mí esa es la clave de todo: cuando tú amas lo que haces, eres disciplinado, te entregas y a pesar de que tengas un bache, vuelves y arrancas. Pero si no lo amas, vas a renunciar a la primera así que hagan lo que quieran hacer, pero háganlo con amor.

¿Qué opinión tiene del trabajo que hace ACOLFUTPRO por las mujeres futbolistas de Colombia?

Creo que para nosotros cumplen un rol supremamente importante, porque los deportistas poco conocemos de las cosas a las que debemos prestarle atención. Hacen valer nuestros derechos cuando las cosas no están marchando como es, para quitarle esa preocupación a los deportistas, porque al final sigue siendo un ser humano que le causan preocupación muchas cosas, no solamente ir a una cancha a jugar. Son una cantidad de cosas alrededor de nuestra profesión y de lo que vivimos que, sin duda alguna, si no los tuviéramos, todo se tornaría mucho más complejo

Es importante lo que hacen, el rol que cumplen con nosotras, porque es que nos han dado una mano impresionante en un montón de aspectos. También nos han hecho crecer, nos han ayudado a entender un montón de cosas de lo que significa ser profesional. Quizás el fútbol nos cogió ‘con los calzones abajo’ para ser profesionales, porque había un montón de cosas que nosotras no sabíamos y que hemos venido descubriendo… Han sido muy importantes y creo que todos, de la mano, podemos construir un deporte muchísimo mejor y más equitativo.

Contenido relacionado

Pedro Franco: «El tema de los calendarios es urgente porque afecta el espectáculo»

Pedro Franco: «El tema de los calendarios es urgente porque afecta el espectáculo»

¡EL FUTBOLISTA ya está aquí! Lea la nueva edición de la revista de ACOLFUTPRO

¡EL FUTBOLISTA ya está aquí! Lea la nueva edición de la revista de ACOLFUTPRO

Humildad y madurez: las fortalezas de Daniel Rivera

Humildad y madurez: las fortalezas de Daniel Rivera

¡EL FUTBOLISTA ya está aquí! Lea la edición 25 de la revista de ACOLFUTPRO

¡EL FUTBOLISTA ya está aquí! Lea la edición 25 de la revista de ACOLFUTPRO