Referentes | Jonathan Agudelo

Referentes | Jonathan Agudelo

“Si hubiera descenso, el torneo de la B tendría más nivel”

El delantero antioqueño Jonathan Agudelo no pudo ser profeta en su tierra pues luego de recorrer el país en busca de una oportunidad, convenció a Hernán Torres quien le abrió la puerta para debutar en Millonarios en el 2013; luego se consagró como referente en el Cúcuta Deportivo, con el que anotó 17 goles en aquella memorable campaña del 2018 que culminó con el ascenso rojinegro. Hoy, con 30 años, está de nuevo en el club que considera su casa y cree que es urgente implementar el descenso en el torneo de la B, pues según él algunos clubes tienen “un pensamiento muy pobre”.

Fue después de verlo en un partido de la liga antioqueña con la selección Bello, cuando Wilson Cano le propuso trabajar con él para buscar una oportunidad en un club profesional. Así fue como Jonathan decidió salir de su pueblo y dejar por un tiempo a sus padres, para iniciar un largo recorrido por el país en busca de aquella anhelada oportunidad para mostrar su talento.

Classify Your Workout Movements – World Bodybuilding test enanthate cycle civitanova flexes its muscles: many «sweat» in the new fitness areas overlooking the sea (photo) – picchio news – the newspaper among people for people

Después de realizar pruebas en clubes como Deportes Tolima, Real Cartagena, Llaneros y Santa Fe, al delantero antioqueño por fin se le abrió una puerta. “En 2013 se me dio la oportunidad de probarme en Millonarios; estaba el ‘profe’ Hernán Torres y (Darío) ‘Chusco’ Sierra. Estuve casi tres meses a prueba y gracias a Dios se me prendió la lucecita y me pude quedar”.

El debut

Agudelo estaba en un gran momento y así fue como el técnico Hernán Torres le dio la posibilidad de jugar sus primeros minutos como profesional, el 17 de agosto del 2013, en el partido en el que Millonarios goleó 3-0 al Once Caldas, con triplete de Dayro Moreno.

“Me siento privilegiado porque yo he visto el proceso de muchos jugadores que vienen desde las inferiores y es difícil porque son muchos los que buscan la oportunidad. Yo la tuve, la aproveché y fue algo muy bonito”, recuerda.

“Cuando llegué a Millonarios me encontré con jugadores muy buenos: Dayro Moreno, Wason Rentería, Mayer Candelo, Andrés Cadavid, Lewis Ochoa, Jonathan Estrada. Era algo muy bacano pasar de verlos por televisión a entrenar y jugar junto a ellos. Fue algo especial para mí. Me fui adaptando al grupo, comencé a jugar partidos y me fui formando”, relata Agudelo, quien anotó su primer gol como profesional el 7 de diciembre del 2013, en la victoria 3-1 contra el Once Caldas. 

La consagración

Después de un paso fugaz por Independiente Santa Fe y Jaguares, Agudelo llegó a la ciudad de Cúcuta para un nuevo reto con el equipo rojinegro que buscaba regresar a la primera división. “Recuerdo que llegué con un nivel bajo en lo futbolístico por las lesiones que había tenido. Pero allí creyeron en mí, empezamos a trabajar y ahí me quedé. Me recuperé y pude aportar y así fue como en el 2018 pudimos ascender el equipo”.

En el 2019 siguió con su buena racha, especialmente en el primer semestre en el que anotó nueve goles con el ‘motilón’, que en el segundo torneo del año se metió en los cuadrangulares. “Pudimos hacer una buena campaña en la liga y eso me dio la posibilidad de ir al exterior, al fútbol de Argentina, con Gimnasia y Esgrima de La Plata”, recuerda Agudelo, quien también tuvo una experiencia en la liga de Israel con el Hapoel Be’er Sheva.

En el segundo semestre del 2021 se vinculó al Rionegro Águilas, donde en agosto, durante una práctica, se rompió el ligamento cruzado de una rodilla lo que lo tuvo fuera de las canchas durante seis meses.

El regreso a casa

A finales de febrero estaba totalmente recuperado y allí surgió la posibilidad de regresar al Cúcuta, el club que lleva en el corazón y al que aceptó volver, pese a que se vio afectado por los incumplimientos en los pagos de las obligaciones por parte de la directiva anterior. El atacante trabaja con la ilusión de repetir la hazaña del 2018 y conseguir el ascenso.

¿Cómo se da su regreso al Cúcuta Deportivo?

Desde que me llamaron para volver acá no lo dudé ni un segundo. Mi pareja es de aquí, mi hija tiene sangre cucuteña, entonces también pensé que sería bueno que estar cerca de la familia. Vuelvo por el cariño que le tengo al club, a la ciudad. Ver lo que pasó, que quedó fuera de la competencia me tocó el corazón y obviamente llegando a acuerdos con la administración del club, acepté volver.

¿Cómo va ese renacer del club?

Esta es una plaza muy futbolera, tiene una gran hinchada y ahora tenemos una nueva oportunidad para llevar al Cúcuta a donde debe estar que es en la A, por su hinchada, por su historia. Es un equipo que tiene que estar en la A, peleando finales.

¿Qué opina del trabajo que hizo Aquivaldo Mosquera?

Aquivaldo es una excelente persona, que tiene muchos conocimientos de fútbol. Todo es un proceso, pero acá en Colombia el tema es que si el técnico no da resultados en cuatro o cinco partidos, lo cortan, aunque estén haciendo un proceso correcto. Creo que Aquivaldo está para grandes cosas, le deseo lo mejor. Él va a ir ganando experiencia y lo veremos más adelante dirigiendo.

¿Se considera un ídolo de la hinchada cucuteña?

Creo que desde que llegué al club en el 2017 y me vieron trabajando y luchando siempre cada pelota, me empecé a ganar el cariño de la gente y el respeto de todos. Aquí en Cúcuta me conocen y me quieren y eso me lo he ganado con lo que he hecho en este tiempo.

La experiencia con Diego Maradona

Gimnasia y Esgrima de La Plata contrató a Agudelo en el 2020, gracias a las buenas referencias que recibió el técnico Diego Maradona de parte de su asistente Sebastián Méndez. Y es que el ‘Gallego’ Méndez lo dirigió en el Cúcuta en el 2019 y conocía muy bien su capacidad goleadora. Sin embargo, la pandemia truncó aquella primera experiencia en el exterior para el atacante antioqueño, quien tuvo que regresar a Colombia. Sin embargo, lo mejor de ese semestre fue la experiencia de ser dirigido por una leyenda del fútbol.

¿Cómo era Maradona como técnico?

Diego era una persona muy tranquila, que siempre estaba pendiente de nosotros, incluso cuando empezó la pandemia, él nos hacía video llamada para ver cómo estábamos, ya que no nos podíamos reunir. Él estaba muy pendiente y siempre se mantenía en contacto. Fue muy bacano trabajar con él, era una persona grandiosa, aprendí muchas cosas de él. Diego siempre hablaba de cosas muy concretas que había que hacer en el partido, cosas que teníamos que hacer y así se daban.  Era muy exigente, no le gustaba perder y no aceptaba gustaba que sus jugadores le caminaran en la cancha.

¿Recuerda qué le dijo cuando llegó?

Como ‘Gallego’ Méndez me conocía y le había hablado de mí, me dijo que quería que fuera titular, que fuera el goleador del equipo y eso me motivó mucho. Fue muy bacano, lo que me enseñaba: por dónde debía moverme en el campo, en qué momento hacer la diagonal, en qué momento debía quedarme con los centrales del rival. Era muy claro con todo eso.

¿Diego estaba siempre en los entrenamientos?

La mayoría de los trabajos los hacía ‘Gallego’ Méndez, que también es un crack dirigiendo. Se trabajaba muy bien, había muy buen ambiente. En los trabajos de definición Diego estaba muy atento ahí, dándonos indicaciones. Él estaba muy involucrado con el equipo. A cada jugador le hablaba, le decía qué debía mejorar.

¿Podría compartir alguna anécdota con Maradona?

Me pareció muy chévere que un día llegó a la concentración, antes de un partido y nos regaló una cadenita con una cruz. Una para cada uno y nos dijo que era con mucho cariño de parte de él y de su familia. Fue algo bonito y ese día ganamos y le dijimos que eso debería ser como una cábala y que nos diera un regalo antes de cada partido. El solo dijo: ‘No me jodan’ y se reía.

Su paso por Israel

¿Cómo se dio su llegada a la liga de Israel?

En Argentina estaba jugando de titular, empezó la pandemia y todo paró. Yo seguí entrenando por mi cuenta y a principios de agosto me salió la posibilidad de jugar en Israel al Hapoel Be’er Sheva: yo analicé todo y acepté. Al llegar tuve que hacer cuarentena de 14 días, podía hacer entrenamientos solo con el preparador físico del equipo y ahí empecé a jugar.

En el tema contractual ¿le cumplieron?

Allá todo estuvo muy bien, en el tema de contratos y todo. Siempre me pagaron todo cumplidamente.

¿Qué tal es el fútbol de Israel?

La liga como tal es muy física, pero lo mejor fue que tuvimos la posibilidad de jugar la Europa League y eso fue una experiencia muy enriquecedora el haber jugado en una competición europea.

El esfuerzo y la recompensa

¿Está satisfecho con lo que ha logrado en su carrera como futbolista?

Me he quedado corto, creo que me ha faltado más. Siempre he querido estar en selección y lamentablemente lo que he hecho no ha alcanzado para eso, entonces he quedado corto en ese tema. Igual, siempre trabajo para mejorar, para dar al máximo donde esté. Si se da la posibilidad más adelante de que el fútbol me premie con eso sería bastante satisfactorio. 

¿Qué ha sido lo más difícil que ha vivido en el fútbol?

Dicen que el fútbol es de mucho sacrificio y yo lo viví cuando tuve que salir a probarme en varios equipos teniendo apenas 18 años, dejando a mis padres. Ese es un sacrificio bastante grande. Creo que ese ha sido el reto más difícil que he tenido en mi carrera como futbolista. Uno tiene que salir a buscar sus sueños, pero también esos sacrificios te dan frutos más adelante.

¿Hasta ahora cuáles han sido esos frutos que le ha dado la profesión?

Son varios: creo que la alegría del ascenso con el Cúcuta Deportivo en el 2018. El poder debutar en un equipo grande como Millonarios. El haber podido estar en la filas de Diego Maradona, por el buen trabajo que hice con el Cúcuta en el 2019. Haber tenido la experiencia de jugar partidos en la Europa League.

¿Qué opina que no haya una tercera división profesional y que por lo tanto no haya descensos en la B?

Ese es un tema muy importante, incluso hace poco hablamos de eso con el ‘profe’ (Bernardo) Redín. Él comentaba que en la B hay equipos que dicen que no tienen la obligación de ascender, que eso era solo para equipos grandes, como el Cúcuta, Quindío, Huila. Creo que ese es un pensamiento muy pobre. Uno debe luchar siempre para ser campeón y ahí puede mostrar sus jugadores. Aquí todos deberían competir por ascender al equipo y si hubiera descenso el torneo de la B tendría más nivel.

¿Qué ha pensado para el futuro, tiene proyectos de emprendimiento?

Tengo varios proyectos. Uno es una sociedad con la familia, una fábrica de muebles llamada Muebles Juventud y de eso se están sacando buenos frutos. Mi padre está al frente de eso y también estamos trabajando con bienes raíces.

¿Ha pensado en estudiar?

Sí, hace poco estuvieron los muchachos de la agremiación y nos hablaron de los beneficios que nos dan y me puse a pensar en eso. Por ahora estoy procesando la información y averiguando todo para estudiar gestión deportiva.

¿Qué opina del trabajo que hace ACOLFUTPRO por los futbolistas?

El trabajo de ACOLFUTPRO es muy importante. En las ligas más importantes del mundo los futbolistas tienen su agremiación. Acá ha sido muy importante el apoyo para los jugadores en todo sentido. Por ejemplo los que están sin contrato y la agremiación les facilita todo para que puedan seguir entrenando. También el apoyo que nos dan cuando tenemos algún inconveniente con los contratos. Siempre llamo y ellos están muy dispuestos a ayudarnos.

Contenido relacionado

Ramiro Sánchez: “No somos unas máquinas… nos cansamos física y mentalmente”

Ramiro Sánchez: “No somos unas máquinas… nos cansamos física y mentalmente”

Pedro Franco: «El tema de los calendarios es urgente porque afecta el espectáculo»

Pedro Franco: «El tema de los calendarios es urgente porque afecta el espectáculo»

¡EL FUTBOLISTA ya está aquí! Lea la nueva edición de la revista de ACOLFUTPRO

¡EL FUTBOLISTA ya está aquí! Lea la nueva edición de la revista de ACOLFUTPRO

Humildad y madurez: las fortalezas de Daniel Rivera

Humildad y madurez: las fortalezas de Daniel Rivera