Referentes | Juan Guillermo Domínguez

Referentes | Juan Guillermo Domínguez

“Si fuéramos más conscientes de la importancia de la agremiación, seríamos una potencia en Suramérica”

Han pasado 17 años desde el debut del ‘Carachito’ Domínguez en el fútbol profesional. Un largo camino en el que ha sido testigo del crecimiento de la agremiación y los cambios positivos que ha logrado en favor de la profesión del futbolista. Por eso hace un llamado enérgico a las nuevas generaciones para que se unan más y valoren lo que hace ACOLFUTPRO, también para que tengan “más sentido de pertenencia” y “sensatez” pensando en el futuro. El menor de los Domínguez aún no piensa en el retiro, pero ya se prepara para ser entrenador.

Juan Guillermo Domínguez confiesa que nadie en su familia imaginaba que lograría ser futbolista profesional, pues todo el interés y la esperanza se centraba en su hermano Álvaro, el ‘Caracho’ quien al final también lo logró y fue gran figura del Deportivo Cali a comienzos de la década del 2000.

Tal vez sin esperarlo, Juan Guillermo tuvo la posibilidad de mostrar que también tenía madera de futbolista y así fue como llegó al Deportivo Cali, donde se formó y debutó en el 2005, junto a su hermano mayor, al que considera un padre y un amigo.

Los 17 años de carrera y más de 500 partidos oficiales en el fútbol profesional le permiten hablar con autoridad a este vallecaucano quien hace un fuerte llamado a los futbolistas jóvenes, para que trabajen unidos por el gremio.

EL FUTBOLISTA No. 20 | jul-sep 2022
EL FUTBOLISTA No. 20 | jul-sep 2022

¿Cómo ha vivido estos casi 17 años de carrera como futbolista?

Gracias por este homenaje a una carrera que para mí y para mi familia ha sido genial, empezando todo desde mí equipo del alma, que es el Deportivo Cali, en sus divisiones inferiores. Pasé por todas las categorías hasta la profesional cuando debuté con el profe Jaime de La Pava. Desde ahí viene una senda de lindos recuerdos, de lindos momentos que para mí han sido geniales: uno de los momentos más lindos ha sido debutar al lado de mi hermano en el Cali y luego viene lo que conlleva ser profesional, la disciplina y el cuidado para mantenerme tantos años.

¿Cómo empezó todo?

Acá en la familia Álvaro era la estrella y ha sido un ejemplo para mí, como un padre y gran amigo. Siempre lo tenía como referencia, porque siempre fue muy talentoso. Pero por cosas de Dios, se dio la oportunidad de que el Deportivo Cali organizó un partido con mi equipo, en el barrio Mariano Ramos y ahí empezó todo para mí. Me llamó el técnico que era el encargado de buscar y llevar al club a los niños del barrio que se destacaran. Me acuerdo que todo fue gracias a mi mamá, que me sacó chancletazos de la cama para que fuera a jugar ese partido (risas).

¿Qué lo motivó para elegir el fútbol como profesión?

En ese partido me llamó mucho la atención cuando vi a esos niños que se bajaron del bus del Deportivo Cali, que llevaban su ropa de presentación, que vestían esa camiseta con el escudo. Eso me motivó a pensar en que había una linda oportunidad para mí y para mi vida, así que cambié la mentalidad y comencé a entrenar con el Cali, con el profesor Arnold Salazar –que en paz descanse-, que fue quien me dio la posibilidad de ingresar al club y se lo agradeceré siempre, porque eso me cambió la vida. Ingresé a la escuela de formación y después vino el proceso con muchos niños que estaban en la misma situación mía, que venían de barrios de escasos recursos. Eso me llevó a trabajar más, a comprometerme más y a alejarme de las calles.

¿Qué ha sido lo más difícil de ser futbolista?

En la parte personal, creo que lo más difícil es sacrificar mucho tiempo con la familia. La pérdida de mi mamá ha sido lo más duro en mi tema personal, relacionado con mi profesión: por no haber estado en muchos cumpleaños con ella, no haber compartido más con ella en el día a día ya que estaba en entrenamientos o jugando en otro país. El fútbol es mi vida, lo amo con mi alma, pero te quita tiempo con la familia. Uno lo hace por ellos, pero el tiempo con la familia es fundamental y el fútbol te quita bastante.

¿Lo comparaban mucho con su hermano?

No, aparte porque mi hermano jugaba en una posición diferente. Él era creativo y yo era el que destruía (risas). Lo mío eran las patadas. Cuando empecé en el Cali, al principio, era carrilero, luego pasé a jugar de lateral. Pero siempre fue otro tipo de posición. Sí me dijeron muchas veces que no iba a llegar, que eso era muy difícil, que para eso hay estar en la rosca. Pero mira que no, nosotros nos abrimos camino solos. Con mi hermano nos sentimos orgullosos de saber que siempre fue el trabajo del día a día, el confiar en nosotros mismos lo que nos llevó a consolidarnos en los equipos donde estuvimos.

Deportivo Cali Liga 2005-I: Arriba de izquierda a derecha: Cristian Zapata, José Carlos Fernández, Milton Rodríguez, Ricardo Ciciliano, Jámison Olave, Hernando Patiño. Abajo, en el mismo orden: William Zapata, Fredy Hurtado, Erwin Carrillo, Juan Guillermo Domínguez y Álvaro Domínguez.

¿Qué recuerda de su debut, en el 2005?

Una felicidad muy grande. Yo estaba en el equipo de Primera C y me llamaron a una práctica de fútbol con el equipo profesional. La noche anterior no dejaba de pensaba que iba a entrenar con grandes jugadores. Así que traté de concentrarme para llegar con la mejor energía y me fue muy bien, tanto que me dejaron con el equipo profesional y ese mismo semestre debuté en un partido contra el Medellín. Me acuerdo que mi hermano me decía en el camerino que estuviera tranquilo, que jugara como si estuviéramos jugando en el barrio o en la casa. Me dio mucha confianza, mucha tranquilidad. Sentía nervios, pero los muchachos, Mayer, ‘El Cocho’ Patiño, Óscar Díaz, me decían que jugara como en los entrenamientos. Eso hizo que jugara bien y ese semestre me fue muy bien.

¿Qué tanto influyó su hermano en su carrera?

Con mi hermano era una cosa en la casa y otra en el equipo. Él nunca intercedió por mí con nadie y siempre me dijo que tenía que ganarme las cosas por mi propia cuenta, como lo había hecho él. Que tenía que cuidarme, saber que esto es lo que te va a asegurar la vida. En los entrenamientos era un compañero más, aunque a veces era más fuerte y directo conmigo. Al final, eso me ayudó mucho, me volvió más fuerte.

¿Recuerda alguna de esas cosas que le decía?

Lo que más decía era: ‘téngase confianza, que usted juega muy bien’.

Álvaro Domínguez / Foto Facebook Deportivo Cali.

¿Qué ha sido lo más satisfactorio como futbolista?

He tenido la fortuna, gracias a Dios, de jugar en grandes equipos, aquí en Colombia y en el extranjero. Eso me ha dado la posibilidad de ganar títulos y de conocer a muchas personas, que es lo más lindo que me ha dado esta carrera. Las personas con las que me he rodeado y he podido entablar una amistad es lo más bonito que deja el fútbol. Eso te comprueba que en el fútbol has sido una buena persona, eso hace que se te abran las puertas. Pude trabajar en lo que más amo y espero seguir vinculado, para eso me estoy preparando.

¿Qué equipo o qué equipos marcaron su carrera?

Yo tengo dos equipos que amo, porque me dieron muchas alegrías, porque me dieron la posibilidad de jugar. El primero es el Deportivo Cali, que es como mi mamá, la que me vio nacer, me vio crecer y siempre estuvo ahí apoyándome. Y el segundo es Millonarios, que es como si fuera mi esposa o mi hija, porque me dio muchas alegrías, allí me trataron muy bien. Llevo partido el corazón con esos dos equipos. En Millonarios me trataron como uno más de la familia y así lo reflejé en la cancha. Eso hizo que me enamorara de este equipo y que lo defienda a muerte. Con el Deportivo Cali y con Millonarios me quedaré toda vida, hasta que Dios me llame.

¿Cómo ve las nuevas generaciones de futbolistas?

Todo va de la mano de la cultura, del momento en Colombia y en el mundo. Esta generación es muy cómoda porque lo ha tenido todo. Ellos están recogiendo los frutos de todo el esfuerzo que hemos hecho muchos y tal vez eso hace que no se preocupen tanto. De otro lado, en el tema futbolístico, siguen saliendo muy buenos jugadores de Colombia, pero obviamente hay que trabajarles el tema psicológico. Los jóvenes están en la onda de las redes sociales y nosotros tratamos también de hacerlo, pero creo que los que vienen tengan una mayor sensatez hacia lo que es el futuro; tal vez hoy le falta valorar más nuestra profesión, como algo del alma, porque son jóvenes y no tienen ese sentido de pertenencia. Sería bueno que siempre las nóminas tengan gente de experiencia mezclados con jóvenes para inculcarles eso y que aprendan a respetar y a valorar a los mayores.

En su opinión ¿cómo ha sido la evolución del futbolista profesional desde que debutó y hasta ahora?

Tuve la posibilidad de estar con la agremiación desde el inicio y ellos han hecho unos cambios gigantes que favorecen a todos los futbolistas y que tal vez muchos jugadores jóvenes no se dan cuenta de todo este trabajo y estos logros de la agremiación. Aunque yo estaba en un club en el que no nos faltaba nada, escuchaba la situación de mis compañeros de otros equipos, a los que les incumplían con los pagos, que no tenían seguridad social para acceder a servicios de salud. Creo que la agremiación ha hecho cambios gigantes en el fútbol colombiano y ha hecho que todo mejore. Obviamente hacen falta muchas cosas, pero creo que ha ganado fuerza para hablar en representación de nosotros; igualmente creo que falta más unión, entre nosotros como jugadores, para darle mucha más fuerza a nuestra agremiación, aunque vamos por buen camino. Yo estoy feliz con la agremiación por todo lo que han logrado y que he podido ver desde el comienzo de mi carrera.

¿Qué opina de lo que ha hecho ACOLFUTPRO para lograr la negociación con la FCF y la Dimayor y así concertar mejores condiciones laborales?

Creo que si nosotros como futbolistas tuviéramos más unión, más coraje, más conciencia de lo importante que es la agremiación, seríamos unas de las potencias en Suramérica. La agremiación quiere que todo mejore para el jugador, que tenga un trabajo con condiciones dignas. Todavía hay muchos que viven con ese miedo de que te digan algo, que te vayan a echar, que te incumplan… Pero de a poco, la agremiación nos ha dado esa seguridad para que los jugadores pierdan el miedo y sepan que se trabaja por mejores condiciones.

Uno de los puntos del pliego de peticiones es el de concertar la elaboración de los calendarios… ¿Cómo lo ha afectado esto?

Es un tema que se debe arreglar y tienen que respetarse los tiempos de descanso, tanto para nuestra recuperación como para dedicarle a la familia. El tema debería ser más organizado, como en las grandes ligas, para que haya un mejor espectáculo y así la gente disfrute un buen fútbol. Cuando no hay suficiente tiempo de descanso comienzan las lesiones y la gente lo que dice es: “¡Ese se lesiona mucho!”.


Está cerca de los 36 años… ¿Cuánto tiempo más le queda como futbolista activo?

Bueno, salí elegido como uno de los mejores jugadores en la segunda división, así que siento que todavía puedo dar más, que puedo ayudar a mis compañeros, que puedo darles esa voz de aliento. Me siento muy bien física y mentalmente para jugar. Obviamente me he preparado para el futuro: me gradué del curso de la licencia B y A para entrenador, que pude hacer gracias a la agremiación. Ahora estoy estudiando periodismo y me estoy preparando porque el fútbol es mi vida y estoy tratando de disfrutar al máximo estos últimos años y que mi familia esté feliz de ver que todavía tengo como darles más alegrías.

¿Qué opina del trabajo que hace ACOLFUTPRO para promover el estudio de otra carrera entre los futbolistas?

Es genial, tenemos que aprovecharlo, tenemos que sacarle jugo al máximo, es un esfuerzo grande que hace la agremiación para que nos preparemos más, para que seamos unos profesionales integrales. Estas nuevas generaciones tienen mucho tiempo para estudiar por medios virtuales, para educarse más, para llenarse en el tema educativo. Hay muchas carreras para estudiar, creo que es genial esta posibilidad que nos dan y espero que todos se motiven para que combinen el fútbol con su parte educativa.

Contenido relacionado

#Mujeresfutbolistas | Paola Rincón

#Mujeresfutbolistas | Paola Rincón

Asesorías necesarias

Asesorías necesarias

Dayro Mauricio Moreno: “Me he ganado el cariño de la gente con mis actuaciones y mis goles”

Dayro Mauricio Moreno: “Me he ganado el cariño de la gente con mis actuaciones y mis goles”

¡EL FUTBOLISTA ya está aquí! Lea la edición 20 de nuestra revista

¡EL FUTBOLISTA ya está aquí! Lea la edición 20 de nuestra revista

Miembro de FIFPRO

ACOLFUTPRO EN TWITTER