Opinión |  El arbitraje en Colombia está en crisis

Opinión | El arbitraje en Colombia está en crisis

Columna de Armando Pérez – Ex árbitro FIFA

Publicada en EL FUTBOLISTA No. 19 (pág. 3) Descárguela aquí

Sea lo primero decir que el concepto que voy a expresar está muy lejos de pretender molestar a algún ex colega árbitro, porque no es mi intención. Pero sí debo decir que el arbitraje está en crisis y es porque no hay la preparación suficiente para dirigir de acuerdo a las exigencias mínimas que está imponiendo el VAR, una herramienta que veo que no está siendo aplicada de la mejor forma. No hay una unificación de conceptos respecto a su utilización: una cosa hace el que está actuando en el VAR en Bogotá y otra la que hace el del VAR en Cali, o en Quito, o en Buenos Aires. Es un desorden, ¡un caos total!

Esto ha confundido a los árbitros. Y si lo ha hecho con árbitros internacionales, que tienen una trayectoria reconocida, cómo será a los muchachos nuestros que, en su mayoría, podemos llamarlos principiantes. Aquí tenemos solamente dos o tres árbitros que podemos decir que están formados completamente, que están actuando como árbitros internacionales hace mucho tiempo. De resto son muchachos que duran poco, los ponen un tiempo y se van.

Puede ser que se vayan porque no se acoplan al VAR o tal vez por la falta de capacitación adecuada. La capacitación es un factor fundamental para que el árbitro logre consolidarse y la ausencia de la misma es lo que le está haciendo mucho daño al arbitraje colombiano.

¡No desnaturalicen el fútbol!

Vemos muchas veces que el árbitro se queda en la mitad de la cancha, esperando qué le dice el VAR. Algunas veces va y consulta el monitor, otras veces hace lo que le dicen. Debe haber un protocolo exacto para esos casos y que no desnaturalicen el fútbol. No se puede parar un partido un minuto después de que ocurrió una acción para hacerla revisar. No es así. La inmediatez es fundamental en el fútbol.

Dentro de la regla 5ª. se habla de lo que se conoce como ‘la ley de la ventaja’ y dice que debe ser de forma inmediata. El árbitro debe tomar una decisión inmediata y lo que no se hizo ahí mismo páselo a la historia, será anécdota, pero no paren el partido.          

‘Hay que formar a los árbitros en el carácter’

Al momento de mi retiro quedaron árbitros de mucho renombre, con gran participación internacional como John Jairo Toro, Jorge Hernán Hoyos, Óscar Julián Ruiz, Rafael Sanabria y muchos otros. Pero cuando se empezaron a retirar estos muchachos, puedo decir que el arbitraje ha decaído por la falta de instrucción y formación.

En Colombia hace falta formar al árbitro en lo más importante que es el carácter. La formación en las normas de juego se hace leyendo cuidadosamente los reglamentos y luego un instructor te ayuda a interpretar, pero si el árbitro trabaja en la formación de su carácter, sabrá cómo manejar las cosas dentro del terreno de juego y principalmente sabrá que se tiene que hacer respetar.

Es preocupante que haya árbitros que se dejan irrespetar por el temor a tomar decisiones. Actualmente hay una instrucción un poco equivocada a nivel internacional: se les pide a los árbitros que manejen las situaciones, que no haya inconvenientes y por eso evitan tomar medidas disciplinarias, pues saben que eso influirá en su carrera. ¡Esto es un problema gravísimo!

Sobre la profesionalización de los árbitros

Me parece lamentable que en Colombia no haya habido un gobierno que diga: ‘¡Oigan, los árbitros sí son empleados!’ Un árbitro es empleado porque es nombrado para para dirigir un partido, le pagan, lo sancionan si no hace las cosas bien. ¡Hay subordinación! Desafortunadamente nunca nadie ha tomado la decisión de reconocer que sí hay una relación contractual entre la Dimayor y los árbitros y que esa entidad debe ser responsable por su seguridad social.

La subordinación es a través de una comisión y esa comisión está conformada por personas que tienen intereses propios al interior de la Dimayor o cuidan sus cargos, si un árbitro trata de dar un paso adelante en el reconocimiento de sus derechos, entonces le dicen: “Cuidado, está caminando por una línea delgadita y se le puede acabar la carrera”. Entonces el árbitro se frena y por eso no ha prosperado nunca nada.

En 1998, dos años después de mi retiro, recibí la propuesta para manejar la comisión arbitral, pero no acepté por condiciones de orden económico. Sin embargo, pasé un proyecto muy claro sobre la profesionalización de los árbitros y lo entregué a la federación para que los árbitros se dedicaran de lleno a su actividad, así como se ha hecho en muchos países del mundo. Desafortunadamente aquí primó la parte económica, y eso se fue al traste. Ese proyecto lo encajonaron. Hoy en día, uno escucha en los debates deportivos de los medios, que existe esa necesidad, pero no pasa nada.

¿Quién es Armando Pérez?

Armando Pérez nació en Medellín el 5 de mayo de 1952 y cuando tenía solo 19 años comenzó a incursionar en el arbitraje del fútbol aficionado, primero en torneos empresariales, luego en la Liga Antioqueña de Fútbol donde siempre se caracterizó por su férrea personalidad y la manera de imponer autoridad a la hora de arbitrar.

El 3 de agosto de 1980 debutó en la liga profesional de la Dimayor, como juez central del partido entre Quindío y Once Caldas, en el estadio San José de Armenia. Ese día Pérez expulsó a tres futbolistas: José Luis Carpene y Astolfo Romero, del local y a Oswaldo Calero, del visitante.

Fue árbitro FIFA y fue asistente en el partido de la final de la Copa Mundial de Italia 90, entre Argentina y Alemania. También dirigió partidos de eliminatorias mundialistas, de Copa América y Copa Libertadores.

En 1995 dirigió 35 partidos en la liga del Japón y en 1996 regresó a Colombia para su último año en el arbitraje. El partido con el que cerró su actividad fue el clásico bogotano Millonarios vs. Santa Fe, el 22 de diciembre de 1996, en El Campín.

Al año siguiente conformó un colegio arbitral con el apoyo del colegio de árbitros de Antioquia, un proyecto que se diluyó poco tiempo después. Después se vinculó con la Corporación Deportiva Los Paisitas, entidad que preside desde el 2016.

Contenido relacionado

Los futbolistas, a la espera del diálogo

Los futbolistas, a la espera del diálogo

Referentes | Carlos Alberto Sánchez

Referentes | Carlos Alberto Sánchez

Ya está aquí EL FUTBOLISTA, la revista oficial de ACOLFUTPRO

Ya está aquí EL FUTBOLISTA, la revista oficial de ACOLFUTPRO

Mujeres futbolistas | Gabriela Huertas

Mujeres futbolistas | Gabriela Huertas

Miembro de FIFPRO

ACOLFUTPRO EN TWITTER