Desde el banquillo | Alexis Márquez

Desde el banquillo | Alexis Márquez

“Es necesario que el futbolista sea fuerte mentalmente”

Entrevista publicada en el EL FUTBOLISTA (No. 17) Revista oficial de ACOLFUTPRO

Tras 16 años de carrera como futbolista profesional, defendiendo el arco del Pereira, del Pasto y el Real Cartagena, Alexis Márquez decidió en el 2015 no jugar más, sin embargo estaba decidido a seguir en el fútbol y lo pudo cumplir pues desde el 2016 inició su trabajo en el cuerpo técnico del Pereira, como preparador de arqueros. “La transición para mí ha sido fácil. Yo me venía desempeñando en cuerpos técnicos desde el 2016, en 2017 estuve fuera de la institución en una escuela de formación que tengo y volví en 2018”.

Márquez trabajó en el cuerpo técnico del Pereira el argentino Néstor Craviotto, en el equipo que consiguió el ascenso en el 2019 y en el 2020, tras la salida del argentino tuvo su primera experiencia como entrenador interino, dirigiendo al cuadro ‘matecaña’ en la liguilla. “Se hizo una buena presentación, perdimos la final con Millonarios”, destacó.

El 2021 lo comenzó nuevamente como entrenador de arqueros y asistente técnico del Pereira, pero esta vez con el técnico uruguayo Jorge Artigas, quien también fue despedido por malos resultados a mitad del primer torneo del año. En ese momento Márquez tomó otra vez el equipo y logró la permanencia en primera. Para el segundo semestre fue nombrado como técnico en propiedad e hizo una muy buena campaña en la que consiguió la clasificación a los cuadrangulares de la Liga y alcanzó la final de la Copa. 

Para Alexis la clave ha sido generar confianza en sus dirigidos: “Para nosotros es muy necesario que el jugador sea fuerte mentalmente, que tenga confianza en sus condiciones y en el compañero. Con base en eso, las cosas son más fáciles”, dijo.

Para este pereirano de 45 años la carrera de técnico apenas comienza, por eso reconoce que la formación y la capacitación es primordial. Por esa razón Alexis fue uno de los 56 inscritos en el curso de la Universidad San Buenaventura sede Cali, promovido en alianza con ACOLFUTPRO, para optar por la licencia de entrenador ByA Combinada y luego seguirá con el curso por la Licencia Pro.

“Hace tres años hice por la federación de Brasil; desafortunadamente, cuando hice el proceso para acceder a la Licencia Pro, esa licencia no fue avalada, no tenía soporte de Conmebol. Hoy, gracias a la agremiación, que trabaja con la USB Cali, podré obtener la licencia ByA Combinada y estoy en este momento haciendo el curso”, dijo.

¿Cómo le ha parecido el curso promovido por ACOLFUTPRO en la USB Cali?

Tiene muy buena metodología, tanto para los ex jugadores como para los jugadores activos. Es que porque uno lleve 20 o 30 años en el fútbol no se las sabe todas, tiene que estudiar y aprender sobre manejos de tiempos de trabajo, de preparación física, saber en cierta forma del tema psicológico, temas empresariales, de comunicación… Son cosas que complementan mi experiencia como futbolista. El estudio es muy importante y hay que seguirse preparando.

¿Cuándo decidió ser técnico?

Quería seguir en el fútbol y formamos una escuela con ‘Cucho’ Hernández y otro amigo en la que, en el 2017, dirigí algunas categorías en torneos municipales. Siempre tuve como esa chispa de querer dirigir y se me dio la oportunidad y gracias a Dios las cosas nos han salido muy bien.

¿Cree que se irrespeta demasiado a los directores técnicos en Colombia?

Es muy complicado, en este puesto mandan los resultados. Creo que debería darse más manejo, a veces uno llega a un equipo y en 20 días recién está conociendo a los jugadores, en su idea de juego y en la idea individual, en sus movimientos en la cancha. Creo que se necesita un poco de paciencia, es muy raro que los dueños o los directivos de un equipo le den espera a un técnico que no tenga buenos resultados desde el arranque.

En su caso, parece que le sirvió conocer bien el grupo desde su cargo de asistente y se le han dado los resultados…

Al profe Craviotto le aprendí mucho, especialmente su manejo de grupo. Ya en el tema táctico, cada uno tiene su estilo y debe tener en cuenta los jugadores que tiene. Debo moldear el equipo hacia algo que nos dé resultados. Este año cuando retomo el equipo, la misión era generar confianza, creo que esa palabra la recalcamos siempre antes de un partido: confianza. Sea cual sea el esquema utilizado, para nosotros es muy necesario que el jugador sea fuerte mentalmente, que tenga confianza en sus condiciones y en el compañero.

Además de la confianza debe estar la tranquilidad cuando el club cumple con los pagos de salarios y seguridad social…

Es una realidad, si uno no está bien en todo, el rendimiento no va a ser el mejor. Es que si uno tiene jugadores que no están comiendo bien, que se les enferma un hijo, o la esposa o algunos de sus padres y la seguridad social no está paga, pues el desempeño no es el mismo. Ahora la situación es mejor, hace que el jugador esté enfocado en lo que es y no pensando en que no hay mercado en la casa o que el hijo está enfermo y no tengo seguridad social.

Precisamente, ¿cómo ha visto la evolución en las condiciones laborales del futbolista, con el trabajo de ACOLFUTPRO?

Ha sido heroica la labor que le ha tocado a Gustavo (Quijano), a (Carlos González) Puche y a Lucho (García). He visto un cambio bastante notorio. Hay unos clubes que están atrasados, por dificultades económicas y no están al día, pero es que hace unos años atrás de 30 equipos 25 debían dineros a sus jugadores. La labor de ACOLFUTPRO ha ayudado bastante al jugador, que encuentra un respaldo en sus contratos, en los salarios, en la seguridad social.

¿Cómo califica la labor de ACOLFUTPRO?

Es bastante positiva y quiero resaltar los equipos que tiene para que los muchachos que se quedan sin equipo puedan entrenar. Es que es muy duro cuando usted como jugador vigente no encuentra un equipo y le toca quedarse en la casa. Con la agremiación ahora tienen un sitio donde entrenar, con preparador físico, que tienen torneos para foguearse.

¿Qué debe mejorar el futbolista colombiano?

Más que centrarse en el futbolista, hay que ir al entorno del futbolista. Como todos saben ahora se quieren sacar jugadores de 15 o 16 años y venderlos, y no han jugado sino dos o tres partidos, o solo han tenido algún acercamiento al equipo profesional. Hay que tener paciencia: hay que saberlos arropar, no creer que ya son la joya del equipo, pensando solo en venderlos.

Contenido relacionado

Opinión |  El arbitraje en Colombia está en crisis

Opinión | El arbitraje en Colombia está en crisis

Los futbolistas, a la espera del diálogo

Los futbolistas, a la espera del diálogo

Referentes | Carlos Alberto Sánchez

Referentes | Carlos Alberto Sánchez

Ya está aquí EL FUTBOLISTA, la revista oficial de ACOLFUTPRO

Ya está aquí EL FUTBOLISTA, la revista oficial de ACOLFUTPRO

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Miembro de FIFPRO

ACOLFUTPRO EN TWITTER