Johanis Menco: “La única discapacidad que existe es la que uno mismo se crea en la cabeza”

Johanis Menco: “La única discapacidad que existe es la que uno mismo se crea en la cabeza”

Artículo publicado en EL FUTBOLISTA No. 13 [mayo-agosto 2020]

Solo un par de meses después del grave accidente que le ocasionó a Johanis Menco la amputación de su pierna izquierda, la ex portera del Real San Andrés conversó con EL FUTBOLISTA en una entrevista en la que sorprendió por su gran capacidad de resiliencia y ganas de vivir al máximo su nueva vida. Allí agradeció el gran apoyo que recibió de parte de ACOLFUTPRO, a través del fondo de solidaridad y también nos contó secretos de su infancia, sus inicios en el fútbol y los nuevos retos para los que se alista.

El apoyo de ACOLFUTPRO

La Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales activó su Fondo de Solidaridad y Calamidad y en julio pasado le hizo entrega de una ayuda representada en un bono para compras en tiendas Cencosud, además de toda la asesoría jurídica que requiera.

Gracias a este apoyo La Juez 11 Civil Municipal de Bucaramanga tuteló los derechos fundamentales a la vida, la salud, a la igualdad y a la seguridad social de Johanis y ordenó a la Nueva EPS autorizar, programar y realizar la prestación efectiva del servicio de Terapia Física Integral y C tipo C en su domicilio, durante un mes.

“Me sorprendió muchísimo. No pensé que la asociación estuviera al tanto de todo. La verdad es que en el club el profesor siempre nos decía que ‘eso de ACOLFUTPRO no servía para nada’… Yo les conté a unas compañeras lo que la asociación me dio y como me ha apoyado y ellas se sorprendieron también. Es una ayuda muy importante para mi rehabilitación y estoy muy agradecida con ACOLFUTPRO”.

Su historia

El amor de Johanis Menco por el fútbol nació desde que estaba muy pequeña, en su natal San Pablo, al sur del departamento de Bolívar. En las duras canchas de cemento de su colegio se mezclaba con los niños que disfrutaban pateando el balón. Lo hacía todos los días, aunque eso le ocasionara problemas con su madrina, Cirley Ricardo, quien la recibió en su casa y se encargó de su educación y de su manutención como un apoyo brindado a sus padres, que atravesaban dificultades para sacar adelante a la pequeña Johanis y a sus seis hermanos.

“Somos siete hermanos, cinco mujeres y dos hombres y yo soy la tercera. Mi mamá trabajaba en la casa de la señora Cirley Ricardo, que se convirtió en mi madrina y es como mi segunda mamá. Ella me recibió cuando yo tenía 10 años, me daba todo; con ella me formé”, recuerda agradecida Johanis, quien con una sonrisa trae a su memoria lo que tenía que hacer para que su madrina no se diera cuenta de que jugaba fútbol.

“A ella no le gustaba que yo jugara fútbol, por eso llevaba doble camisa y doble par de medias y me cambiaba después de jugar para que no se diera cuenta”, relata la ex portera del Real Santander, quien pese a que creció alejada de sus padres y sus hermanos, dice que tuvo una infancia feliz.

Así comenzó la aventura en tierras santandereanas

Tras terminar el bachillerato, Johanis se trasladó en el 2013 a Barrancabermeja para iniciar sus estudios universitarios. Su madrina tenía todo listo, pues allá vivía una hermana suya y por eso hasta le escogió la carrera a seguir: ingeniería agronómica. “Yo fui, estudié, fui buena alumna, tuve buenas notas, pero no me gustaba esa carrera, aunque tuve miedo de decirlo”, reconoce Johanis, quien pese a todo no perdió el tiempo y allí participó en cuanto campeonato de fútbol y microfútbol había. “Allá no tapaba, en fútbol me gustaba jugar de central y en micro, de pívot”, aclaró.

En Barrancabermeja se divertía jugando, pero no tanto estudiando, por eso decidió confesarle a su madrina que prefería regresar y buscar otra carrera. Sus gustos iban hacia la ingeniería civil, pero los recursos no daban; así que se inscribió en las Unidades Tecnológicas de Santander UTS, para estudiar topografía, una carrera tecnológica que le permitiría en el futuro homologar materias en la ingeniería civil.

“En Bucaramanga llegué a la casa de unos familiares de mi madrina. Al comienzo fue complicado, porque es una ciudad grande y me perdí varias veces en el Metrolínea. Pero me tenía que arriesgar”, recuerda entre risas Johanis, quien se graduó en el 2018 en una ceremonia a la que asistieron sus padres. “Yo nunca he perdido el contacto con ellos. Siempre los visitaba en vacaciones de la universidad y desde hace unos cuatro años vinieron a vivir conmigo, acá en Bucaramanga”, dijo Johanis, quien aclaró que en este momento su papá está en San Pablo, ayudando a una de sus hermanas en una empresa familiar de elaboración de quesos.

La ‘U’ le abrió la puerta del fútbol profesional

En la UTS Johanis jugó varios campeonatos de microfútbol y un día tuvo que jugar de portera. Viendo que tenía condiciones un amigo comenzó a entrenarla en el arco lo que le permitió representar a su universidad en el torneo de futsal de los juegos de ASCUN del 2015 y 2016. Y le fue tan bien que a comienzos del 2017 la animaron a participar en la convocatoria que hizo el Real Santander para conformar su equipo femenino. “En ese momento dije que no, porque no creí que pudiera tapar en fútbol… es que ese arco es muy grande”, confesó Johanis y agregó que fue a probar y le fue muy bien: “¡Ahí me quedé!”.

Su entrenador fue Ómar Yesid Manrique, quien pulió su técnica y comenzó a foguearla en los campeonatos locales y también en los de Difútbol. “Unos meses después nos dieron la gran noticia de que iba a haber liga profesional femenina y que el Real Santander iba a participar”, relató Johanis, quien recuerda con alegría el momento de su elección.

“Tenían que escoger 25 niñas: en ese momento éramos seis arqueras y tenía que dejar solo tres… ¡Vaya sorpresa! Cuando empezó a leer la lista me nombró a mí de primera: ‘Menco, Bayona y Mendoza’, así mencionó las escogidas”, recuerda emocionada.

Un extraño debut

El 4 de marzo del 2017, en la tercera fecha de la Liga Femenina, Real Santander visitó al Envigado. Johanis era suplente de Tania Bayona, a quien reemplazó a los 25 minutos de juego por lesión, con el marcador 2-0 en contra. Pese a que recibió seis goles en esos 65 minutos que jugó (el resultado fue 8-0), Johanis salió satisfecha: “Ese día salí como figura del equipo, si no hubiera sido por mí nos habían marcado 20 goles”, anotó.

Una semana después jugaron en casa contra Real Cartagena y ese fue su primer partido como titular: “Para mí ese fue mi verdadero debut, el 11 de marzo del 2017, mi mamá estuvo en el estadio y ese día ganamos 1-0 con gol de Heidy Mosquera”, contó Johanis.


Tres ligas seguidas

Johanis Menco participó en las tres ligas femeninas disputadas hasta ahora: en el 2017 y 2018 con el Real Santander, que en el 2019 cambió su nombre por Real San Andrés. Allí siempre tuvo una sana competencia por el puesto con su amiga Tania Bayona y fue una de las pocas afortunadas que tuvo contrato de trabajo en esos torneos.

“Fue una experiencia muy bonita. En los partidos que jugué siempre salía como la figura”, manifestó la bolivarense quien también recuerda los momentos difíciles. “Tuvimos muchas dificultades. Es un club pequeño, que al comienzo trató de darnos todo, pero que en ocasiones no teníamos ni preparador físico, esa tarea la hacía cualquier persona. Éramos poquitas las que teníamos contrato, otras niñas tenían un subsidio”, dijo Menco.

Johanis pasó la cuarentena en San Pablo y volvió a Bucaramanga el 15 de junio con la ilusión de unirse a un nuevo equipo: “Me estaba preparando para jugar en el Bucaramanga, el profesor habló conmigo para darme la oportunidad y por eso estuve entrenando mucho en casa, hacía todo por mi cuenta y creo que estaba bien preparada”, relató resignada.

Una mirada hacia el futuro

Entre las numerosas metas que tiene Johanis están el volver a estudiar, prepararse como coach, volver a patear el balón cuando tenga su prótesis. Sin embargo, el reto que más le ilusiona hoy es el que le propuso el santandereano Moisés Fuentes, tres veces medallista en la natación de los Juegos Paralímpicos.

“Él mismo vino a mi casa, me sorprendió con la noticia. Él me entregó la camiseta del club ‘Colombia sin Límites’, que él lidera para que yo empiece a prepararme junto a él…Me sentí muy bien, es un gran reto, algo nuevo y lo quiero vivir al máximo”, dijo Johanis.

Emotivo mensaje

 “Quiero decirle a Colombia, a las personas que han pasado por situaciones duras, similar a la mía, que han sufrido un accidente, que la vida sigue. No nos podemos echar a morir. La única discapacidad que existe es la que uno mismo se crea en la cabeza. Hay que luchar, hay que poner los medios, no se rindan, que la vida no termina ahí. Mientras haya vida, habrá esperanza… ¡Toca seguir adelante!”.

Otras ayudas

–          La firma alemana Ottobock, especialista, desde hace más de 100 años, en el diseño y desarrollo de elementos médicos, donará la prótesis a Johanis Menco y además la nombró embajadora de la marca en Colombia.

–          El club Real San Andrés le brinda apoyo con las terapias de rehabilitación, a través de la fisioterapeuta del club, quien la atiende en su domicilio.

Levanta la voz por el fútbol femenino

“Aquí hay mucho machismo, aquí no quieren apoyar el fútbol femenino. Siempre están con el cuento de que no hay aportes, no hay patrocinador, que si le hacemos contrato a unas a las otras no. Eso es una falta de respeto porque creo que el fútbol femenino debería ser igual al masculino, deberíamos jugar todo el año. Algunos clubes se retiran por no pagar nómina del equipo femenino, se necesita más apoyo, eso es fundamental”. 

Su ángel guardián

Johanis quiere resaltar la importancia y manifestar su agradecimiento por el apoyo que ha recibido de su novio Sebastián Aparicio y de su familia, quienes siempre han estado con ella, minuto a minuto, brindándole todo lo que necesita, desde que ocurrió el accidente y durante todo el proceso de rehabilitación.

“Yo estaba compartiendo con ellos, con la familia de mi novio, en el momento del accidente. Ellos me llevaron a la clínica, han estado al tanto de todo. Ellos han sido el bastón para tener la fortaleza que ahora tengo”, asegura.

“Junto a mi familia, mi novio ha sido fundamental para mí. Sebastián Aparicio se ha convertido en un ángel, por su amor y su apoyo. Él está conmigo en todo momento, me acompaña a todos lados, ha sido un amor conmigo”, destacó Johanis.

Contenido relacionado

Bodytech

Bodytech

Seguro de vida Sura

Seguro de vida Sura

Jair Palacios recibe todo el apoyo de ACOLFUTPRO

Jair Palacios recibe todo el apoyo de ACOLFUTPRO

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Miembro de FIFPRO

ACOLFUTPRO EN TWITTER